martes, 26 de enero de 2010

Indignada

Sis, así estoy desde que mi sr esposo recibió la nómina de este mes... no sólo no le han ajustado el sueldo a la subida del IRPF, como se suelen hacer en todas las empresas españolas a primeros de año, sino que le han subido las retenciones(los impuestos para quien no lo sepa), y ha disminuido el sueldo para este año. Sí, vale, mi marido es funcionario... y qué? su sudor, sangre y lágrimas que le costó sacarse sus oposiciones, unas de las más duras de la administración pública española.
Indignada... sí, porque siempre somos los mismos los que pagamos los platos rotos... indignada, porque cuando estaba la burbuja inmobiliaria, mi calidad de vida era muy limitada, ya que gracias a los que se enriquecieron en esos años a costa de la subida desorbitada, y de las necesidades de una vivienda del resto, subieron los precios de todo: del pan, la leche, los artículos de primera y segunda necesidad... De la vivienda ya ni hablamos... Tuve que conformarme con los 65m2 de mi quinto sin ascensor cuando me fui a Madrid a vivir, porque no podíamos permitirnos otra cosa, mientras que amigos, conocidos y familiares que se dedicaban a la construcción o al sector servicios se podían meter en casas enooooormes, chalets de 3 plantas o pisos en unas zonas inmejorables... y por supuesto, con sus correspondientes hipotecas desorbitadas...
Ahora... seguimos teniendo esa calidad de vida precaria, porque gracias a esas personas que se enriquecieron durante esos años, gracias a esos amigos, conocidos o familiares que ahora están engrosando las listas del paro y que no dejan de recibir ayudas mientras están en casa rascándose los güivis, mi marido sigue yendo a currar todos los días(para muchos, qué envidia, no?) y con su sueldo sigue pagando las ayudas de esas personas. Esas que durante esos años de bonanza cobraban en un mes lo que un funcionario público en tres o cuatro meses, esas que había más coches en casa que miembros en la familia... esas que podían permitirse salir a comer todas las semanas, o ir de tiendas cada vez que se le antojaba...
Hoy no tengo ganas de hablar de lanas, lo siento. Hoy me siento tan enfadada con el estado español y la administración pública, que poco más me queda de qué hablar.
Aquí os dejo un recorte de opinión que recibí hace un par de meses, y que comenta muy bien todo lo que yo quiero expresar, y que no soy capaz.


Besotes

3 comentarios:

Ljan dijo...

Pufff no sabes como te entiendo querida amiga, mi marido tambien es funcionario, y en cuanto pido las becas o la ayuda del comer me ven entrar con la F en la frente tu no??? yo no??? no lo necesito como los demás, mis hijos no comen y no tengo derecho a vivir mejor, pues no. A la ... es Estado y Zapatero. Besos mi niña desde Canarias y no te hagas mala sangre que ellos siguen viviendo de ... madre.

Anubis Vianey Acosta dijo...

Hola tu dices eso por aca en uruguay tambien pasa lo mismo el que tiene mas paga mas , y yo les pregunto quien tiene si lo hacemos con mucho sudor y todo el dia trabajando y no le robamos nada a nadie, Te entiendo. Bueno contarte que tu blog me encanto muy buenisimooooooooooooooooo Perdona como me esprexo. Es para que te rias un poco y no te hagas mala sangre. Siempre le digo a el marido arriba hay uno un beso grande y como recien te conosco te deseo lo mejor lo mejor para este año chau chau chau que sigas bien esta semana,,,,,,,

virtudes dijo...

¡Ya sabes, mal de muchos consuelo de tontos!
Yo también soy funcionaria, y el mes pasado me tenían que subir el sueldo por cuestión de antiguedad. En total unos 28€ más o menos calculaba yo. Con el rollo de la extra y tal no me di cuenta...Pero al cobrar la nómina de Enero...Oh! ¡sorpresaaaa.! Resulta que no cobro 28€ más, sino 5€ menos que el año pasado. Total, me suben la retención del IRPF un punto y se quedan con 33€ mios. ¡Pero si el año pasado me las veía pu....¿como me las voy a ver este?!
¡Hala, yo también me he desahogado!

¿Cuántas somos ya?

Free Web Site Counter